Experimento: Influencia de la mente en la materia.

Aquellos que nos dedicamos a la arquitectura saludable, a la harmonía en el hábitat, el Feng Shui… la biohabitabilidad al fin y al cabo; estamos muy acostumbrados a escuchar conceptos como “pensamiento positivo”, “karma”, “la atracción de aquello que uno proyecta” y un largo etcétera.  Sigue leyendo

¿Duermes bien? Cómo diseñar para dormir mejor parte-2

En ocasiones pensamos que el dormitorio ideal debe de ser, de entrada, de grandes dimensiones pero lo cierto es que, aunque la estancia en la que se encuentre la cama sea enorme, conviene que el espacio de descanso sea lo más recogido posible.

Sigue leyendo

¿Duermes bien? Cómo diseñar para dormir mejor parte-1

Nuestra sociedad sufre insomnio, la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (AMMS) asegura que en España una de cada cuatro personas padece algún tipo de trastorno en el sueño. El problema es que nos concentramos en buscar remedios (químicos o naturales) en lugar de crear un entorno y unos hábitos propicios para tener un reposo reparador, saludable y apropiado.

Sigue leyendo

Cómo lograr un interior más fresco sin aire acondicionado

Ahora que todos hemos sufrido los calores del verano parece un buen momento para sugerir algunas ideas que se pueden implementar si tenemos en mente una futura reforma o construcción de obra nueva, en la entrada de hoy nos centraremos en los materiales para saber cuáles son las mejores opciones para lograr unos grados de menos respecto del exterior que siempre van bien en nuestras latitudes.

Sigue leyendo

Humedad Relativa demasiado alta o demasiado baja ¿Qué es mejor?

Durante mucho tiempo hemos creído que una baja humedad relativa (a partir de ahora HR) en los ambientes interiores era la causa de numerosos trastornos de salud (casi siempre de las vías respiratorias y de la piel). Hoy sabemos que la causa real, en la mayoría de los casos, es la mayor concentración de polvo y la carga electrostática que favorece esta sequedad atmosférica.

Humedad Relativa

En muchas ocasiones hemos escuchado la recomendación de que es preferible aumentar la HR de las habitaciones, que de este modo evitaremos la sequedad y las alergias… incluso se comercializan gran variedad de humidificadores de aire con este objetivo, pero cuidado.

Una Humedad Relativa excesivamente alta es igual de poco recomendable que una excesivamente baja, para establecer una regulación natural es fundamental escoger unos materiales de construcción apropiados. Aquellos con una Higroscopia alta.

Un material higorscópico es aquel que, mediante la absorción o liberación de agua al ambiente, ayuda a regular la HR. En otra entrada hablaremos más extensamente de los materiales. El objeto de este artículo es el de aclarar que la HR de un ambiente interior saludable ha de mantenerse entre el 30% y el 60%, siendo un 45-50% la HR óptima. Siempre considerando una temperatura interior constante pues el grado de afectación en la salud de HR altas o bajas está totalmente vinculado a la temperatura ambiental, sobre todo en lo que se refiere a la capacidad del organismo de liberar toxinas mediante la respiración.

Una HR demasiado alta en una vivienda u oficina ocasiona: Respiración con dificultad, fatiga, contribuye a la acumulación de calor en el organismo, baja liberación de toxinas por la respiración, los malos olores molestan más, deterioro de los materiales y la proliferación de hongos y esporas.

Una HR demasiado baja ocasiona: El polvo levita en el aire con más facilidad lo que acentúa las alergias, proliferan los resfriados, inflamación ocular, asma y dolor de cabeza entre otras dolencias.

Para acabar un consejo, es conveniente dormir en un ambiente más bien fresco y bien tapados pues el aire que respiremos se dilatará en nuestros pulmones y sus moléculas podrán transportar muchas más toxinas en la exhalación. Consecuentemente nuestro descanso será mucho más regenerador.

Muchas gracias por leernos, para mayor información o consultas dejar vuestros comentarios. Un saludo!!

Diseño de Interiores Arquitectura y Salud

La radiestesia desde un punto de vista fisiológico

Según la real academia de la lengua española la radiestesia se considera la “capacidad especial para captar ciertas radiaciones, utilizada por los zahoríes para descubrir manantiales subterráneos, venas metalíferas, etc”.

radiestesiaFuente: Mariano Bueno. El libro práctico de la casa sana, RBA libros

Cuando hablamos de radiaciones nos referimos al espectro completo desde los rayos Gamma hasta las ondas de radio pasando por la luz visible, todo es radiación pero de distinta frecuencia aunque nuestra visión solo percibe pequeña porción, el llamado espectro visible que todos hemos estudiado en la escuela.

A partir del trabajo de Albert Einstein la comunidad científica aceptó que la energía es de naturaleza vibratoria, que emite radiaciones y que la materia no es más que una forma particular de energía.

Los seres humanos, como cualquier otro ser vivo del planeta, estamos expuestos a todas las radiaciones que coexisten en él y, además, muchas de ellas son capitales para nuestra existencia y sin ellas moriríamos; el más claro ejemplo es la radiación solar evidentemente, lo curioso es que un exceso de radiación también puede ser muy peligroso y el sol vuelve a ser un buen ejemplo.

Nuestro organismo percibe y reacciona ante todas estas radiaciones que alcanzan nuestro organismo, pongamos un ejemplo más específico y clarificador:

Una persona expuesta a un espacio de color rojo aumentará la presión sanguínea, el ritmo cardíaco, el estado de alerta, sus sistema digestivo comenzará a activarse, su temperatura corporal aumentará y sus mejillas subirán el tono rojizo habitual. Lo más curioso es que también ocurrirá con los ojos tapados porque los colores no son más que una frecuencia electromagnética concreta que llega a nuestro cuerpo a través de todos los canales de percepción”.

Cada color produce reacciones fisiológicas específicas, a veces similares y en otras ocasiones distintas, en esta web podréis encontrar más información al respecto.

Pero el color es sólo una de las radiaciones de las que hablábamos, como decía Einstein, la materia es una forma particular de energía y, por tanto, los objetos materiales también emiten radiaciones.

Un radiestesista o Zahorí, simplemente entrena su percepción para saber identificar las reacciones de su organismo ante cada una de las innumerables radiaciones que lo alcanzan, de este modo consigue “filtrar” de entre todas ellas la que está buscando, ya sea agua, minerales, emanaciones de gas radón, minerales etc.

Las famosas varillas de radiestesia, ya sean metálicas o de madera (varilla ahorquillada) o el péndulo, que utilizan los especialistas son amplificadores de las tensiones y distensiones musculares que se producen en nuestro organismo cuando atraviesa un campo de radiación concreto; definir qué es lo que se está buscando es el secreto de un buen radiestesista. Hay personas más sensibles y menos sensibles como es normal, existen personas con una alta sensibilidad y mucha práctica que han sido capaces de hacer radiestesia sin necesidad de herramientas. Os dejamos un enlace para conocer algo de historia sobre este tema al margen de lo que explicamos aquí.

La radiestesia se utiliza en arquitectura saludable para identificar y controlar puntos geológicos patógenos como corrientes de agua subterráneas, fallas o diaclasas, redes Hartman, redes Curry o, lo que es más importante, la confluencia de varios de estos puntos ya que son estos casos los que derivan en enfermedades de mayor o menor alcance si no se tiene en cuenta a la hora de ubicar ciertas estancias de una vivienda.

Os dejamos enlace a el área de Salud de nuestra web donde se explican gráficamente algunos de estos aspectos. DinA5, Geobiología y Bioconstrucción.

Muchas gracias por leernos, para mayor información o consultas dejar vuestros comentarios. Un saludo!!

Visita nuestra web

Seis pistas para un interior más saludable y más confotable

En este post os damos 6 consejos sobre materiales para lograr un entorno algo más saludable y confortable en el interior de vuestra vivienda o lugar de trabajo.

Las personas, una vez cubiertas las primeras necesidades de alimentación y como cualquier otro ser de este planeta, evitaremos siempre cualquier tipo de sufrimiento y en cualquier grado ya sea perceptible o imperceptible.

En definitiva, cuando hablamos de entornos saludables, en realidad lo que estamos haciendo es eliminar de nuestro abanico de opciones aquellos elementos que, en mayor o menor medida, representan un riesgo para nuestra salud y que reducen nuestro confort ya que, aunque sea de forma muy sutil, representan una agresión a nuestro organismo.

Si logramos un espacio interior en el que no exista ninguna de estas agresiones lo percibiremos mucho más confortable aunque seguramente no sepamos decir por qué exactamente ya que se trata de varias decisiones trabajando en conjunto.

En este post te sugerimos algunas decisiones que creemos que harán de cualquier espacio interior un lugar menos agresivo y, por tanto, más saludable para ti y tu familia.

AQUÍ VAN NUESTRAS SUGERENCIAS:

  1. PINTURAS DE BASE MINERAL
    Las pinturas minerales, además de ser más ecológicas, favorecen la transpiración de las paredes y la regulación de la humedad relativa de tu casa.
    Además muchas de ellas (base de silicato o cal) son anti moho y bacterias de forma natural.
    Algunas de ellas son: Las pinturas de silicato, de cal o de caseína. Solubles al agua preferentemente, buscar los sellos Aenor, Ecolabel, Natureplus o  Ángel Azul. Es muy difícil comprender todos los componentes de las pinturas pero estas etiquetas son fiables.
  2. BANCADAS DE COCINA
    La bancada de madera es la más saludable siempre y cuando se trate con productos inocuos (aceites, ceras etc.) y se utilice para el corte tablas en lugar de hacerlo sobre la bancada.
    Las bancadas de piedras duras (Mármol, granito etc.) representan un coste muy elevado de extracción por lo que son poco ecológicas, además el granito concretamente suele presentar índices de radiación natural por encima de la media. Estas agresiones, aunque no son en absoluto graves, conviene evitarlas.
    Las bancadas de cuarzo (Silestone, Compac , Cuarella etc.) con un 94% de componente mineral no presentan este inconveniente pero el  6% de resinas son de poliéster.
  3. MOBILIARIO DE MADERA O PINTADO
    El mobiliario que se comercializa está, en gran medida, forrado con melanina, es decir, plástico.
    Conviene pintarlos con pinturas minerales si es posible para reducir la contaminación electrostática que estos muebles ayudan a producir.
    Es recomendable comprar muebles de madera natural o de tablero aglomerado o contrachapado con una fina capa final de madera natural, los muebles metálicos o con cristal también son válidos pero es recomendable que los cabezales de cama no lo sean ya que refuerzan los campos electromagnéticos que distorsionan el descanso.
    Si no es posible cambiar el mobiliario, podemos conectarlos a las paredes mediante elementos metálicos que ayuden a la transmisión de esta electricidad estática que acumulan.
  4. CORTINAS, COJINES Y TAPIZADOS
    Los tejidos de fibras naturales son materiales que pueden ayudarnos en gran medida a mantener un espacio interior con un a calidad ambiental adecuada en combinación con una buena ventilación y una correcta utilización de plantas de interior ya que ayudan a mantener la humedad del ambiente dentro de los márgenes saludables (alrededor de un 50%).
    Estos tejidos son: la lana, el algodón, la pita, el cáñamo, la paja de arroz etc.
    Es recomendable la utilización de tejidos naturales como el algodón a prueba de ácaros para la ropa de cama, que ayude a oxigenar pero no permita la proliferación de estos pequeños parásitos.
    Los tejidos sintéticos son aquellos que nos cargan electrostáticamente (saltan chispas al quitárnoslos), a nosotros y a nuestra casa, además representan un riesgo por su alta inflamabilidad y toxicidad del humo que desprenden.
  5. CALEFACCIÓN – Por radiación
    La calefacción radiante es óptima, tanto para la salud como para la economía; piensa que nuestro organismo recibe el calor del sor por radiación y cualquier otro tipo de sistema de calefacción siempre estará por debajo a nivel de confort que uno que funcione igual que el sol.
    Con ella no se produce circulación de aire ni de polvo como ocurre con la calefacción por convección (radiadores) o por conductos de aire.
    El calor radiado penetra más en la piel que cualquier otro sistema por lo que la sensación térmica es más agradable.
    Una temperatura interior de 18°C se “siente” confortable mientras que en un sistema de convección necesitaríamos incrementarla hasta los 22°C o 26°C lo que incrementaría el consumo alrededor de un 33% (5%-6% por grado). Respirar aire menos caliente permite tener una respiración más profunda y oxigenada (la molécula de aire es más pequeña).
    El calor transmitido por radiación puede almacenarse en los materiales de la casa para luego volver al ambiente cuando la temperatura vuelve a bajar por lo que necesitamos tener el sistema encendido menos tiempo.
  6. SUELOS:
    En primer lugar buscaremos el confort térmico (se considera un suelo cálido el que tiene una transmitancia térmica de 0,2 w/mK o inferior) en primer lugar y después los tratamientos y acabados no agresivos para el organismo.
    En segundo lugar estará el tacto: La naturaleza ofrece un sinfín de posibilidades al sentido del tacto. Nuestros pies son órganos sensoriales especialmente sensibles. Los materiales de construcción naturales ofrecen todo un abanico de posibilidades de configuración de pavimentos. Os planteamos 3 alternativas de las consideradas cálidas.
  • Madera:
    Suelo cálido 0,18 w/mK de transmitancia térmica.
    Explotación sostenible
    Materia prima natural
    Textura natural blanda o dura depende de la madera
    CUIDADO con los Tratamientos finales de revestimiento (aceite, cera etc. Mejor que barnices)
  • Linóleo:
    Suelo cálido – 0,17 w/mK de transmitáncia.
    Explotación sostenible
    Materia prima natural
    Textura blanda natural muy confortable.
    CUIDADO –  En ocasiones se mezcla con PVC para “mejorarlo”.
    Suelo continuo muy fácil de limpiar
  • Fibra natural: Moqueta con pelo tensado
    Suelo muy cálido – Transmitancia 0,06 w/mK. En su defecto podemos combinar suelo cerámico o cementoso (transmitancia 1,3 y 1,4 respectivamente) con alfombras naturales.
    No recomendado en climas mediterráneos por ser extremadamente cálido. En estos climas podemos combinar suelo cerámico en verano por ser más fresco con alfombras en invierno.
    Materia prima natural muy ecológica (lana de oveja).
    La moqueta sintética NO ES UNA OPCIÓN.
    Textura blanda y suave

Muchas gracias por leernos, para mayor información o consultas dejar vuestros comentarios. Un saludo!!

Visita nuestra web