LA SAL, un recurso para identificar posibles áreas geopatógenas

Os presentamos un sencillo y efectivo recurso para hacer un diagnóstico previo de ciertas zonas de casa o del trabajo en las que pasamos horas y horas (cama, estudio, sofá…) y saber si son o no, geopatógenas.

¿QUÉ QUIERE DECIR GEOPATÓGENA?
Bien, poco a poco iremos desgranando este concepto para aclararlo como es debido; en una definición generalista identificaríamos una zona geopatógena como aquella que, debido a la composición del sustrato geológico en el subsuelo, a la existencia de corrientes de agua subterráneas, fallas geológicas o diaclasas, genera pequeñas o grandes alteraciones en la superficie que pueden acarrear alteraciones en la salud de las personas que estén expuestas durante largos periodos de tiempo (años).

Es muy importante recalcar que la exposición ha de ser prolongada, es decir, el auténtico problema reside en lugares como el dormitorio, el sofá o el lugar de trabajo. Migrañas, jaquecas, tos irritativa, escozor de ojos, sinusitis, fatiga etc. No siempre, pero en ocasiones,  son síntomas que apuntan a que podemos estar “descansando” sobre una de estas áreas patógenas.

OS MUESTRO EL EXPERIMENTO…
Consiste en diluir sal en agua hasta el punto de saturación, es decir, cuando el agua no acepta más sal y ésta ya se deposita en el fondo. Prepararemos el agua necesaria dependiendo de los puntos que vayamos a estudiar, teniendo en cuenta que cada punto necesitará aproximadamente unos 50cl (medio Yogurt).

Verteremos este agua en un recipiente de plástico o vidrio (nunca metálico, la cerámica puede tener fibras metálicas por lo que tampoco se recomienda ya que alteraría el proceso) hasta la mitad y lo colocaremos en los lugares a analizar, por ejemplo bajo la cama (la zona del torso o la cabeza), bajo el sofá (en cada extremo por ejemplo, justo bajo la zona de sentarse) o en la zona de trabajo. Lo dejaremos ahí, sin tocarlo en absoluto hasta que se haya disuelto totalmente el agua y sólo quede la sal en el fondo.

He aquí un ejemplo (clic en la imagen para verla más grande)

Aquellos lugares en los que la sal se deposite de forma ordenada y “relajada” mediante pequeños cristales serán los de menor afectación geopatógena. En este caso el sofá sería el mejor lugar de reposo como posteriormente nos confirmó la familia residente en la casa.

En cambio en aquéllas que la sal se deposite de forma apelmazada y más caótica serán las que presenten alguna alteración.

Hemos de aclarar que existen alteraciones al margen del subsuelo que pueden alterar esta prueba, por ejemplo un excesivo contenido de aparatos eléctricos en funcionamiento cerca de la muestra, una elevada contaminación electrostática etc. No obstante sigue siendo una forma de comenzar a analizar la idoneidad de nuestro hogar como lugar de reposo y reparación.

Muchas gracias por leernos, para mayor información o consultas dejar vuestros comentarios. Un saludo!!

Visita nuestra web

Anuncios

2 comentarios en “LA SAL, un recurso para identificar posibles áreas geopatógenas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s